Cómo verificar la correspondencia sospechosa de una empresa

Como los candidatos usan cada vez más las vías digitales para ponerse en contacto con empresas en las que trabajar, es importante reconocer las señales de actividad sospechosa ante anuncios y ofertas de empleo sin haber tenido un encuentro previo cara a cara con el anunciante. A continuación, mostramos algunos signos comunes que pueden ser indicativos de que el mensaje de una empresa podría ser fraudulento:

El mensaje se envía desde un dominio genérico de correo electrónico.

La mayoría de las comunicaciones relacionadas con el proceso de contratación se envían desde una dirección de correo electrónico asociada directamente a la empresa y no desde una cuenta de Gmail o Yahoo. Revisa la dirección de correo electrónico para asegurarte de que el nombre de la empresa está escrito correctamente y muestra el aspecto que debería, ya que los estafadores en ocasiones crean dominios de correo electrónico de aspecto similar para engañar a los candidatos.

No es fácil encontrar la empresa al realizar una búsqueda en la web.

No es necesario ser Sherlock Holmes para asegurarse de que una empresa es quien dice ser: tendría que ser fácil encontrar su nombre en Internet y poder vincularlo a una dirección física o a un número de teléfono. Tampoco debería costar verificar su presencia en las redes sociales.

La empresa te pide que te pongas en contacto con ella únicamente mediante aplicaciones como WhatsApp, Google Hangouts o Telegram.

La toma de contacto debería llevarse a cabo a través de los canales habituales, que pueden ser entrevistas cara a cara, llamadas telefónicas o correos electrónicos procedentes de un dominio oficial de la empresa. Resulta más fácil para los candidatos determinar si una oferta de empleo es "demasiado buena para ser verdad" si se emplean estos métodos.

La empresa te solicita copias de documentos importantes que revelan tu identidad personal, como el permiso de conducir, informes crediticios, tus datos bancarios o de la Seguridad Social.

No envíes nunca información que permita tu identificación personal a través de Internet a futuros empleadores, especialmente antes de haber hablado con ellos en persona o por teléfono y de que se haya iniciado el proceso de contratación.

La empresa no se expresa correctamente en el idioma empleado.

Los miembros del departamento de contratación de cualquier empresa deberían tener un buen conocimiento del idioma que emplean para comunicarse contigo. Por este motivo, los errores gramaticales y ortográficos frecuentes o el uso de palabras poco comunes deberían despertar tus sospechas.

¿Fue útil este artículo?