Cómo verificar la correspondencia sospechosa de una empresa

A medida que los candidatos siguen comunicándose cada vez más de manera digital con posibles empresas contratantes, es importante reconocer las señales de actividad sospechosa cuando los empleos se anuncian y se ofrecen sin antes conocer personalmente a alguien de la empresa. Las siguientes son señales comunes de que las comunicaciones de una empresa pueden ser fraudulentas:

Los mensajes se envían desde un dominio de email genérico.

Los esfuerzos de reclutamiento legítimos procederán de un email asociado directamente a la empresa, no de una cuenta de Gmail o Yahoo. No olvides verificar la dirección de email para asegurarte de que el nombre de la empresa esté deletreado y presentado correctamente, ya que los estafadores a veces crean dominios de email parecidos para engañar a los candidatos.

No es fácil encontrar a la empresa al hacer una búsqueda en Internet.

Aunque no necesitas ser Sherlock Holmes para asegurarte de que la empresa es legítima, debería ser fácil buscar el nombre de la empresa en Internet y vincularlo a un domicilio físico, un número de teléfono o presencia en redes sociales.

La empresa te pide que te comuniques solamente con aplicaciones como WhatsApp, Google Hangouts o Telegram.

La comunicación debe hacerse a través de los canales oficiales para tal fin, como reunirse en persona, mediante una llamada telefónica o a través de un email procedente de un dominio oficial de la empresa. Es más fácil para los candidatos determinar si una oferta de empleo es "demasiado buena para ser verdad" al usar estos métodos.

La empresa te pide copias de información de identificación importante, como licencia de conducir, informes crediticios, información bancaria o del seguro social.

Nunca envíes información de identificación personal por Internet a las posibles empresas contratantes.

Los comunicados de la empresa hacen un uso deficiente del idioma utilizado.

Los reclutadores deberían comunicarse con soltura y fluidez en el idioma en el que te estás comunicando, así que los errores gramaticales, de ortografía o el uso de palabras raras de manera frecuente debería ser una señal de alerta.

¿Fue útil este artículo?